• detección de cáncer

La mamografía es el mejor aliado para la mujer en la detección de cáncer de mama. Es el primer método de elección para la detección de esta enfermedad.

Aquí puedes tomar un turno online para un diagnóstico por imágenes.

Nuevos métodos de detección de cáncer de mama

Los nuevos métodos de detección de cáncer de mama han aportado muchas esperanzas de vida en el terreno del cuidado médico en la mujer.

El primer análisis para detectar la lesiones en la mama es la mamografía anualEn cuanto a otras novedades, diremos que la mujer actual vive en un mundo de grandes ventajas, la presencia de nuevos métodos como la mamografía digital directa permite una mayor detección de lesiones muy pequeñas.

También puedes leer: ¿Qué análisis anuales debe hacerse una mujer?

La mamografía digital tiene una mayor claridad para ver pequeñas lesiones, es mucho más segura que la mamografía antigua convencional, además porque está mucho más protegida a los rayos X.

Actualmente tenemos un método excelente que si bien es mucho más preciso que la mamografía digital, no por ello está debe dejarse de lado. Hablamos de la tomosíntesis digital o mamografía 3D

El novedoso método aumenta la capacidad de detección del cáncer por qué permite que el radiólogo lo descubra mucho más fácil y rápidamente.

¿Quiénes deben realizarse la mamografía ?

Todas las mujeres después de los 40 años si no hay antecedentes familiares, hasta aproximadamente los 70 años. La estrategia se basa en detectar temprano el cáncer, ya que por lo pequeño es mejor tratado. En esta etapa es asintomático y no se palpa. Solamente es detectado por medio de la mamografía. Éste detalle es muy importante para que la mujer sana lo aprenda y conozca. Deberá solicitar una consulta o irá voluntariamente a realizarse hacerse los controles mamográficos.

Aquí puedes pedir un turno para una mamografía

¿Hay otras pruebas que ayuden en la detección de cáncer de mama?

La lucha contra el cáncer tiene 3 niveles de información, a saber:

1) Pruebas por imágenes que aceleran la detección (la mamografía).

2) Pruebas de diagnóstico que dan un resultado veraz de lo detectado por imagen (punción biopsia)

Las pruebas de diagnóstico son las biopsias o punciones. Consisten en procedimientos invasores que rotulan la buena a mala identidad de aquello que detectamos por mamografía. Se realizan con elementos extractores como la aguja gruesa y supergruesa, la mamotomia. Últimamente empleamos el ultrasonidos como guía del agua con el estudios de los vasos que irrigan a los órganos y evitamos cualquier accidente vascular.

Puedes leer: Punción mamaria guiada por Tomosíntesis 3D

3) Pruebas de control, evalúan el curso de la enfermedad y tratamiento (cámara gama, PET Tomografía de emisión de positrones).

Las Pruebas de control guían después de tratamiento del cáncer al control de la evolución de la enfermedad y la respuesta o eficacia sus terapias. Nos alertan sobre las recurrencias de la enfermedad. Centellografia con Radiotrazadores (marcadores) y PET (Tomografía por emisión de positrones).

Este estudio consiste en inyectarle a la paciente por vía venosa un medicamento que tiene funciones de acoplarse a las células cancerosas de la mama, acumulándose para luego ser captado por una cámara centellográfica y transferida como imagen televisiva. Se identifica así el lugar enfermo dentro del cuerpo por acúmulo de la droga inyectada.

El Dr. Ricardo M. Rojas, Director de Intervencionismo mamario en Diagnóstico Rojas, comenta: ”Este método nos permite ver y abordar lesiones muy pequeñas no palpables y palpables en tiempo real, que son detectadas por mamografías”. “Lo más novedoso que tiene dicho método Doppler Color es que nos alerta sobre la presencia de vasos arteriales o venosos, lo cual nos permite hacer extracción de tejidos sin producir ningún daño arteriovascular”.

 

2018-04-03T16:14:28+00:00abril 3rd, 2018|Cáncer de mama|