Prevención del cáncer de mama: cómo reducir el riesgo

El Dr. Ricardo Rojas, Director Médico de Diagnóstico Rojas, fue entrevistado en el programa de televisión M20 con relación a un tema fundamental para la salud femenina: la prevención del cáncer de mama.

El prestigioso profesional respondió preguntas relacionadas con las causas del cáncer de mama, sus síntomas y, fundamentalmente, la gran importancia de la mamografía en la detección temprana del cáncer mama.


El Dr. Rojas expresó que lamentablemente, el cáncer de mama tiene muy alta frecuencia en Argentina y que una de cada ocho mujeres presenta esta enfermedad en el curso de su vida.  Por este motivo resulta tan trascendente la
prevención del cáncer de mama.

¿Cómo se detecta el cáncer de mama?

La mamografía es la principal herramienta para la detección precoz de la enfermedad y la que permite salvar vidas y alcanzar la curación.

La mamografía se realiza a partir de los 35 años y se recomienda el control periódico anual desde los 40 años de edad. El cáncer de mama no duele y los síntomas pueden ser tardíos. La mejor forma de detectar el cáncer de mama es con la mamografía y lo ideal (gold standard) es realizar el estudio antes de que aparezcan los síntomas del cáncer. Cuando la detección del cáncer es en la etapa asintomática (antes de la aparición de síntomas), el 98 % de esas pacientes salvan su mama y su vida.

Debido a que se trata de una población de mayor riesgo, se recomienda realizar mamografía o ecografía mamaria a partir de los 30 años a las mujeres con antecedentes familiares directos (madre, abuela) con cáncer de mama. Cabe mencionar que el cáncer de mama hereditario representa solo el 10 % de estos tumores.

En la amplia mayoría de los casos, las causas del cáncer de mama se relacionan con los efectos de factores medioambientales y del estilo de vida, que no sólo se vinculan con el cáncer de mama sino con otros tumores y enfermedades. La mejor prevención, además de los controles periódicos, es mantener hábitos de vida saludables en cuanto a dieta, peso corporal y actividad física, no fumar o dejar el hábito, etc. Estas medidas son especialmente útiles para quienes tienen riesgo aumentado por los antecedentes familiares.

Las mujeres a las que se les diagnóstico cáncer de mama y que han recibido tratamiento conservador, también tienen riesgo más alto de volver a presentar la enfermedad. Se recomienda el control más frecuente, entre 6 meses y un año, tanto clínico como mediante estudios por imágenes.

Por último, cabe destacar el papel del estrés como factor relacionado con el desarrollo de la enfermedad y la preocupante incidencia elevada del cáncer de mama en la sociedad actual. En conclusión, el Dr. Rojas recomienda llevar una vida lo más saludable posible, realizar los controles periódicos con el médico y hacerse la mamografía sin temor, para prevenir y detectar temprano el cáncer de mama.