Papiloma intraductal: ¿Por qué aparece el papiloma?

El papiloma intraductal es un tumor benigno del seno, que se origina en un conducto galactóforo.

Habitualmente no genera síntomas, pero puede haber secreciones por el pezón o un pequeño nódulo palpable. Aunque la lesión no es un cáncer, el tratamiento es la remoción quirúrgica debido a que, en algunos casos, puede haber un aumento leve del riesgo de cáncer de mama a futuro.

¿Qué es un papiloma intraductal del seno?

El papiloma intraductal es un tumor benigno que se localiza dentro de los ductos mamarios, los conductos que transportan la leche materna hacia el pezón. El papiloma intraductal representa aproximadamente el 10 % de todas las lesiones benignas (no cancerosas) de la mama. No debe confundirse con el cáncer papilar de mama, un tipo de lesión maligna. 

El papiloma se debe a la proliferación anormal de las células epiteliales del conducto galactóforo, y puede estar formado por tejido glandular y fibroso, así como por vasos sanguíneos. No se conoce ningún factor de riesgo para la aparición del papiloma intraductal.

Se presenta con más frecuencia entre los 35 y los 55 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. En la mayoría de las mujeres, el papiloma intraductal es asintomático, es decir, que no hay ninguna manifestación clínica y puede ser un hallazgo casual durante un estudio por imágenes mamario.

Cuando hay síntomas, la consulta puede deberse a:

  • Secreción por el pezón, de color claro o sanguinolento,
  • Un pequeño nódulo palpable en el seno. Generalmente, el tamaño oscila entre 1 y 2 cm, y tiene relación con el diámetro del ducto donde se desarrolla. 
  • En algunos casos, puede haber algunas molestias, pero no es habitual el dolor.

Según el tipo de conducto en el cual se localice, el papiloma puede ser central o periférico: 

  • El papiloma central afecta un conducto galactóforo grande y se localiza detrás o próximo al pezón; suele ser único (lesión solitaria) y no se asocia con aumento del riesgo de cáncer de mama. Puede palparse como un nódulo único o causar secreción o sangrado por el pezón. 
  • Los papilomas intraductales periféricos se encuentran más alejados del pezón, en conductos de menor calibre; suelen ser múltiples y más pequeños, como un racimo de pequeños nódulos. Algunos de estos tumores pueden contener células con características anormales (llamada hiperplasia atípica), pero no son cancerosas. En estos casos, el riesgo de cáncer de mama está levemente aumentado a futuro.

Diagnóstico del papiloma intraductal

Existe una variedad de pruebas para diagnosticar el papiloma intraductal, que pueden incluir:

  • Mamografía / mamografía digital
  • Ecografía mamaria 
  • Biopsia con aguja fina o punción con aspiración
  • Biopsia con aguja gruesa

En las mujeres con edad menor a 40 años es más probable que se indique una ecografía mamaria, pero la mamografía estándar o digital puede ayudar a evaluar las imágenes. El diagnóstico se confirma con el examen de una pequeña muestra de la lesión, que puede obtenerse por biopsia con aguja fina o gruesa. El tejido mamario se examina con un microscopio óptico y se realizan algunas pruebas en el laboratorio, para determinar el tipo de células que están presentes y si tienen algún rasgo de malignidad.

¿Cómo eliminarlo?

El tratamiento del papiloma intraductal es la cirugía para eliminar completamente el tumor. Generalmente se realiza una lumpectomía, es decir que se extrae solo la lesión y el tejido que la rodea, conservando la mama. Se realiza con anestesia general, en un quirófano. El pronóstico general es excelente.