¿Qué es una biopsia mamaria y para qué sirve?

Una biopsia mamaria es un proceso que permite la extracción de células o tejidos de la glándula mamaria de un hallazgo clínico o una imagen sospechosa dentro del seno.

Al realizar este procedimiento en una lesión no palpable, siempre se realiza guiado por una imagen que permite obtener las coordenadas precisas del lugar. Las imágenes usualmente empleadas se la obtienen por medio de ecografía, mamografía digital, tomosíntesis o resonancia magnética nuclear.

Aquí puedes pedir un turno para un diagnóstico por imágenes.

¿Para qué se utiliza?

  • Para analizar nódulos mamarios
  • Para el estudio de microcalcificaciones
  • Para estudiar distorsiones de la arquitectura mamaria, etc
  • Zona clínicamente palpable.

Biopsia para lesiones no palpables:

Este tipo de biopsia mamaria se puede realizar con 3 tipos de aguja:

  1. Aguja fina, (Punción Aspirativa con aguja fina, PAF).
  2. Aguja gruesa (de corte o Biopty Gun).
  3. Aguja súper-gruesa por vacío (Mammotome).

> Puedes leer: Qué esperar de una biopsia mamaria con aguja gruesa

Este procedimiento clínico no necesita internación. Se maneja en ambientes semi-quirúrgicos y no se emplea anestesia general. Se utiliza  anestesia local subcutánea. Una biopsia mamaria no deja cicatriz y generalmente no existen complicaciones.

La paciente luego del procedimiento queda en una salita de recuperación bajo vigilancia, según criterio entre 5 a 20 minutos con el fin de evitar cualquier tipo de complicación (hematoma).

¿Cuánto tiempo dura una biopsia mamaria?

Depende de su complejidad. Por ejemplo realizar una punción o intervencionismo mamario con aguja fina puede tardar entre 5 a 10 minutos. Realizar con aguja gruesa puede tardar 15 a 30 minutos. Un Mammotome (aguja súper -gruesa) entre 20 a 40 minutos.

¿Todas las lesiones se pueden evaluar con guía ecográfica?

No. Depende de la imagen con la cual se detecta la lesión. Hay cánceres o lesiones sospechosas que son visualizadas con mamografías, otras con ultrasonidos y otras con mamografía, ultrasonido y resonancia.

¿De los tipos de biopsias mencionadas cuál es la mejor?

Todas son útiles.

Por su precisión y calidad de información, siempre se recurre a una biopsia o intervencionismo por medio de la cual se obtienen tejidos. (Aguja gruesa o aguja súper-gruesa o Mammotome)

¿De los tipos de biopsias mencionadas cuáles duelen mucho más?

En realidad ninguna de las biopsias debería doler. Por la sencilla razón que se usa anestesia local, infiltrando en el lugar a biopsia y las lesiones generalmente están a corta distancia de la piel.

Estas biopsias deben estar manejados por especialista, muy bien entrenados, con equipamientos muy modernos, algunos robotizados. Dichas condiciones ubican al especialista en las mejores y excepcionales condiciones para realizar una tarea libre de molestias, complicaciones y con una gran aceptación de confortabilidad por parte de la paciente y sin complicaciones.

¿Las biopsias mamarias dan complicaciones?

En buenas mamas con tecnología moderna a los sumo pueden ocasionar un pequeño hematoma (moretón) que se resuelve inmediatamente con una bolsita de frío.

Para “lesiones mamarias palpables” ¿Qué tipo de biopsias se emplea?

Generalmente no son complejas, se emplean las mismas técnicas que las biopsias de lesiones no palpables. Son más rápidas y menos complejas. Puede emplearse aguja fina o aguja gruesa. No requieren internación.