La sigla ACR C corresponde a la clasificación del Colegio Americano de Radiología para indicar que las mamas son densas, es decir que están compuestas predominantemente por tejido glandular y de sostén (tejido fibroglandular). 

 

¿Cómo utilizar las siglas ACR C en la mamografía?

La clasificación ACR se utiliza para describir las imágenes de la mamografía. El patrón ACR C se asocia con más dificultad para interpretar las imágenes, por lo cual el médico puede solicitar una ecografía mamaria o tomosíntesis 3D para completar la evaluación.

Las mamas están compuestas por varios tipos de tejidos: adiposo (graso), las glándulas mamarias y sus conductos galactóforos, tejidos de sostén (fibroso/conjuntivo) y la piel. La proporción en la que se encuentra cada uno de estos tejidos no es igual en todas las mujeres: a veces predomina el tejido adiposo y en otros casos, el tejido fibroglandular. Además, se producen modificaciones a lo largo de la vida: con el avance de la edad, lo normal es que predomine el tejido graso sobre el fibroglandular.

La composición de las mamas puede observarse en la mamografía y es parte de las características que se describen en el informe del estudio. El tejido glandular y el de sostén son tejidos mamarios densos, mientras que el tejido graso es no denso. Al observar la mamografía, el tejido no denso se ve oscuro y es translúcido; el tejido mamario denso se ve blanco y es opaco, es decir que es difícil ver a través de él.

Entonces, ¿tengo que preocuparme si aparecen las siglas ACR C?

Para el informe se utiliza una clasificación propuesta por el American College of Radiology (Colegio Americano de Radiología), de donde proviene la sigla: ACR. La clasificación ACR C indica predominio de tejido fibroglandular, con un patrón denso heterogéneo y poco tejido graso. 

La clasificación ACR incluye cuatro tipos de mama según la cantidad de tejido glandular, y se utilizan las letras A, B, C o D.

Tipo de mamaTejido predominante Aspecto en la mamografía
ACR APredominio de tejido adiposoPatrón no denso, mamas translúcidas
ACR BTejido glandular dispersoPatrón no denso en la mayor parte de la mama, con algunas áreas dispersas más densas
ACR CPredominio de tejido fibroglandular heterogéneoPatrón denso en la mayor parte de la mama
ACR DMamas totalmente fibroglandularesPatrón muy denso, mamas opacas

 

Las mamas con patrón ACR B y C son las más frecuentes: aproximadamente 4 de cada 10 mujeres tiene este tipo, mientras que 1 de cada 10 mujeres tiene el patrón ACR A o D.

¿Por qué se utiliza la clasificación ACR?

La clasificación ACR indica la facilidad o dificultad que tiene el especialista en imágenes para interpretar la mamografía y detectar alguna lesión sospechosa. Cuando las mamas son adiposas, es más fácil visualizar la estructura mamaria. En cambio, resulta más difícil interpretar las imágenes cuando predomina el tejido fibroglandular (tipos ACR C o D), porque tanto el tejido denso como el cáncer se ven de color blanco

Esto tiene importancia por dos motivos:

  • Las mamas densas aumentan la posibilidad de que no se detecta temprano el cáncer de mama en la mamografía, debido a que los tejidos densos pueden ocultar una posible lesión. Las lesiones cancerosas son blancas en la mamografía y es más difícil identificarlas sobre un fondo blanco en las mamas densas, que sobre un fondo oscuro en las mamas no densas.
  • No está aclarado por qué causa, el riesgo de cáncer de mama aumenta cuando las mamas son densas. Se considera que al haber más cantidad de tejido glandular en las mamas densas, podría ser mayor la posibilidad de proliferación o de que surjan mutaciones en las células mamarias.

Si tengo clasificación ACR C en mi mamografía, ¿cómo hago para evitar el cancer de mama?

La mamografía anual continúa siendo la principal herramienta en la detección temprana del cáncer de mama, ya que permite identificar especialmente las microcalcificaciones, independientemente de la densidad mamaria. También se pueden visualizar asimetrías o distorsiones e incluso algunos nódulos. La mamografía digital permite un análisis más detallado de las imágenes que la mamografía convencional.

Teniendo en cuenta las dificultades en la detección temprana de lesiones sospechosas cuando las mamas son densas (ACR C o D), su médico puede indicarle estudios por imágenes complementarios, como la ecografía mamaria bilateral y la tomosíntesis 3D. En algunos casos, puede indicarse una resonancia magnética nuclear.

La mamografía anual suele complementarse con ecografía mamaria bilateral, que permite resolver muchas dudas y controlar alguna zona sospechosa.

La tomosíntesis 3D es especialmente útil para evaluar el tejido mamario denso. Este estudio permite reconstruir imágenes tridimensionales de cada mama y, al examinar los tejidos capa por capa, evita la superposición de estructuras, mejorando la distinción entre el tejido normal y posibles zonas sospechosas. La tomosíntesis 3D mejora la precisión diagnóstica, permitiendo detectar lesiones mínimas o incipientes, lo que contribuye a la detección temprana del cáncer de mama.