El cáncer de mama encapsulado (CPE) es una forma poco frecuente de cáncer, se comporta en general como un nódulo benigno. Conocé qué pasa y qué hacer en esta situación

¿Qué es el cáncer de mama encapsulado?

El cáncer de mama encapsulado es un tipo muy poco frecuente de tumor mamario, que se conoce como carcinoma papilar encapsulado (CPE) de mama. A pesar de que se trata de una lesión maligna por el tipo de células presentes, se caracteriza por un comportamiento biológico no agresivo y excelente pronóstico.

El cáncer de mama encapsulado o CPE representa el 0,5% a 2%, como máximo, de todos los carcinomas de mama. Se presenta habitualmente en mujeres posmenopáusicas, especialmente alrededor de los 65-70 años de edad.

¿Qué pasa cuando el cáncer de mama está encapsulado?

El cáncer de mama encapsulado puede detectarse como una masa palpable, indolora, o acompañada de hinchazón si tiene gran tamaño. Esta masa o nódulo puede estar presente por varios años. En algunos casos puede haber retracción del pezón o secreción sanguinolenta por el pezón. Se ha descrito que el tamaño habitual es de aproximadamente 2 centímetros (cm) pero que puede alcanzar los 6 cm.

Casi la mitad de los cáncer de mama encapsulados se originan en la zona detrás de la aréola y muchas veces, son un hallazgo en la mamografía de control, sin que haya ningún síntoma ni molestia.

Cuando se analizan las células de este tumor y de qué forma crece, se comprueba que se trata de un carcinoma intraductal, es decir, que consiste en un conducto galactóforo dilatado como un quiste, rodeado de una cápsula fibrosa y con crecimiento de células tumorales epiteliales y atípicas, hacia la luz del ducto.

Aproximadamente la mitad de las lesiones están rodeadas de una capa de células, llamadas mioepiteliales; en ese caso se habla de cáncer de mama encapsulado in situ. Cuando dicha capa celular está ausente, el CPE se denomina invasivo. Sin embargo, menos del 10 % de los CPE invasivos se extienden fuera de la mama, y su pronóstico continúa siendo positivo.

¿Qué hacer cuando el cáncer de mama está encapsulado?

Los estudios por imágenes (mamografía, ecografía mamaria, etc.) confirman la presencia de una lesión tumoral pero no definen el diagnóstico. En la mamografía el tumor puede tener forma ovalada o lobulada, o puede verse circunscripta. En la ecografía mamaria, la imagen suele ser heterogénea, con una parte sólida y otra quística.

Para establecer el diagnóstico del tipo de tumor es necesario realizar una biopsia de mama.Se aconseja la biopsia de mama con aguja gruesa o directamente la extirpación del nódulo, debido a que la biopsia con aguja fina no siempre permite obtener una muestra suficiente para analizar las células tumorales y los bordes de la lesión.

El tratamiento del cáncer de mama encapsulado es la cirugía, que puede asociarse o no con terapia hormonal y/o radioterapia u otro tratamiento. Cada paciente es única y el médico decidirá la mejor opción de terapéutica en base a los demás antecedentes y los resultados de los estudios en conjunto.

El cáncer de mama encapsulado tiene un excelente pronóstico clínico. Debido a que crece muy lentamente, la sobrevida es cerca de 100 % a los 10 años, y es similar para los CPE in situ o invasivos.

Ante cualquier consulta no dudes en preguntarle a los profesionales para que te ayuden. ¡Consultanos!