¿Qué es Bi-Rads?

La sigla BI-RADS significa en inglés: Breast Imaging Reporting and Data System, y puede traducirse como Sistema de reporte y base de datos de imágenes mamarias.  Es un método que usan los radiólogos para interpretar y comunicar los resultados de la mamografía.

El sistema BI-RADS se creó en 1993 y se actualiza periódicamente; actualmente se lo considera como el “idioma” universal para el diagnóstico de la patología mamaria. Al basarse en una clasificación estandarizada, los informes permiten categorizar las lesiones, definir el grado de sospecha y colaborar en la toma de decisiones por parte del médico que solicitó el estudio.

Además, al disminuir las discordancias en la interpretación de las imágenes, el sistema BI-RADS es un instrumento de garantía de calidad de los estudios por imágenes de la mama.

¿Cómo es la clasificación BI-RADS?

En primer lugar, cabe aclarar que los informes deben ser interpretados por el médico que solicitó el estudio y si fuera necesario, por un especialista en patología mamaria, considerando todos los demás factores individuales que puedan ser importantes para definir la conducta a seguir. Por ejemplo, se deberían considerar los antecedentes personales y familiares, etc.

El sistema BI-RADS está dividido en seis categorías diferentes. Dichas categorías se basan en la descripción de las lesiones o imágenes que se observan en la mamografía.

BI-RADS 0: No concluyente

  • Conducta: Se necesita realizar estudios por imágenes adicionales y/o comparar con las mamografías anteriores para el correcto control del hallazgo que se encuentra en estudio.
  • Significa que el radiólogo pudo haber observado alguna lesión sospechosa pero que no está definida con claridad. Por ese motivo puede ser necesario realizar una mamografía focalizada o magnificada del área de interés, o bien una ecografía adicional. También puede ayudar la comparación con los estudios anteriores para saber si han ocurrido cambios con el paso del tiempo.

BI-RADS 1: Mama normal

  • Conducta: Continuar con la mamografía anual
  • Significa que no se identifica ninguna imagen de sospecha, las estructuras son normales y no hay ningún comentario que agregar. El estudio se considera negativo porque no hay ningún hallazgo anormal.

BI-RADS 2: Hallazgos benignos (no cancerosos)

  • Conducta: Continuar con la mamografía anual
  • Significa que el estudio muestra hallazgos benignos y no hay signos de cáncer. El radiólogo describirá en el informe, por ejemplo, microcalcificaciones benignas, quistes simples que pueden ser ganglios linfáticos intramamarios, o fibroadenomas, u otras imágenes típicas benignas.  
  • La descripción de estos hallazgos ayuda a las comparaciones con futuras mamografías.
  • El riesgo de cáncer en estos casos sigue siendo igual al de la población general.

BI-RADS 3: Hallazgos probablemente benignos (< 2% de riesgo de malignidad)

  • Conducta: Se recomienda una evaluación inmediata con proyecciones adicionales o ecografía y el seguimiento a corto plazo, cada 6 meses, generalmente durante dos años, para establecer si la imagen sospechosa se mantiene estable a lo largo del tiempo, en tamaño y aspecto.
  • Los hallazgos en esta categoría tienen muy alta probabilidad (más de 98%) de ser benignos (no cancerosos). Los hallazgos pueden ser: nódulos sólidos sin calcio, asimetría glandular, microcalcificaciones puntiformes, iguales, agrupadas.
  • Si en un plazo mínimo de dos años, el hallazgo sospechoso se mantiene estable, se recategoriza como BI-RADS 2 y continúa con controles anuales. De lo contrario, se evalúa la realización de una punción biopsia para descartar un posible diagnóstico de cáncer de mama.
  • Este enfoque ayuda a evitar biopsias innecesarias, pero si el área sospechosa cambia con el tiempo, permite hacer un diagnóstico de cáncer en sus inicios, con altas probabilidades de tratamiento exitoso.

BI-RADS 4: Anormalidad sospechosa; considerar una biopsia

  • Conducta: En general, se recomienda considerar la biopsia para caracterizar los hallazgos de manera definitiva y tener un diagnóstico certero.
  • Significa que hay algún hallazgo mamográfico sospechoso. No parece indicar que se trate de cáncer pero, debido a que existe alguna sospecha, se debería realizar una biopsia mamaria.
  • En esta categoría se incluyen hallazgos con diferente nivel de sospecha de malignidad, por lo cual se divide en subcategorías:

    BI-RADS 4A (BR4A): Baja sospecha de cáncer.
    BI-RADS 4B (BR4B): Sospecha intermedia.
    BI-RADS 4C (BR4C): Sospecha moderada, pero no tan alta como en la categoría 5.

Conducta: Se recomienda firmemente realizar una biopsia de certeza y tomar las acciones adecuadas, por ejemplo, el tratamiento quirúrgico.

BI-RADS 5: Anormalidad que sugiere un hallazgo maligno

  • Significa que los hallazgos tienen apariencia de cáncer y hay alta probabilidad de que sea cáncer. La imagen puede ser una masa con contornos extraños, microcalcificaciones irregulares con disposición lineal, ductal o arboriforme.
  • Cuando hay un cambio en las mamas se trata de corroborar la existencia de enfermedad y la mamografía ayuda a detectar lesiones mínimas, no palpables. El beneficio de la mamografía digital es máximo si los controles se realizan anualmente, debido a que permite descubrir modificaciones incipientes en la anatomía mamaria.

BI-RADS 6: Lesión maligna ya demostrada

  • Conducta: Tomar las acciones adecuadas
  • Esta categoría se utiliza únicamente para los hallazgos en una mamografía que ya se demostró que son cancerosos, según una biopsia realizada anteriormente. El diagnóstico ya se definió con la histología, antes de comenzar el tratamiento. La mamografía se solicita para ver cómo responde el cáncer a la terapia.

qué es birads

Como comentario final, se enfatiza el valor de la mamografía anual en la detección temprana del cáncer de mama. La tomosíntesis 3D es otra herramienta de gran utilidad que permite obtener mayor información cuando las imágenes mamográficas son dudosas, en especial, si las mamas son densas. 

Solicita un turno online para mamografía o tomosíntesis 3D en Diagnóstico Rojas.