¿La mamografía es dolorosa?

A pesar de que la mamografía es el método de estudio por imágenes disponible más eficaz para la detección temprana del cáncer de mama, muchas mujeres son reticentes a realizarla por miedo a sentir dolor.

Los nuevos equipos de mamografía digital permiten completar el estudio rápidamente, con mucho más confort. El nivel de las molestias durante la mamografía digital es realmente bajo y se debe alentar a las mujeres a realizarse el estudio sin temor. Además, se debe generar conciencia de la importancia de realizarse una mamografía con frecuencia.

La mamografía digital es la mejor herramienta por imágenes de la cual se dispone para la detección temprana del cáncer de mama, lo cual puede significar la diferencia para que el tratamiento sea completamente exitoso. La mamografía debe ser parte de los controles anuales de salud de todas las mujeres a partir de los 40 años; incluso, puede ser aconsejable comenzar los estudios periódicos antes de esa edad, si existen antecedentes familiares de cáncer de mama u otros motivos que lo ameriten.

Sin embargo, es muy habitual sentir ansiedad, en especial si la mamografía digital se realiza por primera vez; suele haber preocupación por su resultado y por cómo es el procedimiento en sí. Conocer cómo será el estudio y qué esperar durante el mismo seguramente ayudará a que se sienta más cómoda. En Diagnóstico Rojas, el personal es comprensivo, entiende la ansiedad que provoca la situación, el miedo al dolor y la preocupación por los resultados, y puede acompañarla para que la experiencia sea positiva.

Un tema que genera muchas dudas y temor es si la mamografía es dolorosa. La mayoría de las mujeres sienten algunas molestias que son absolutamente tolerables durante la realización del estudio, y que desaparecen apenas éste termina. Cada persona es única, de modo que su experiencia es única, de acuerdo con el nivel de ansiedad o la sensibilidad al dolor. Sin embargo, puede asegurarse que la situación de incomodidad dura apenas unos minutos.

En verdad, la mayor parte de las mujeres que se han realizado una mamografía digital refiere que las molestias fueron menores a las esperadas. Al terminar la mamografía, usted continuará con sus actividades diarias. Además, no hay ninguna secuela ni hematoma u otro efecto posterior al estudio.

¿Por qué se comprimen los senos durante la mamografía digital?

Para realizar la mamografía digital, un técnico posicionará sus senos, uno por vez, en un equipo especial; cada seno es colocado entre dos bandejas, que lo comprimirán mientras se toman imágenes desde diferentes ángulos. Esta presión es necesaria para aplanar la mama y facilitar la visualización más clara y de mejor calidad de su estructura anatómica. Esta compresión asegura además que la mama quede en posición fija, para evitar imágenes borrosas o dudosas. Por otra parte, la disminución del espesor del tejido, permite reducir la dosis de rayos X que se administra, la cual de por sí, es baja.

mamografia-3d

La presión que ejercen las bandejas contra los senos mientras se obtienen las imágenes es la causa de las molestias, que son breves, tolerables y duran apenas segundos. El momento de la compresión de los senos en sí dura pocos segundos, mientras que cabe tener presente el enorme beneficio de la detección temprana del cáncer de mama.

Algunos factores que pueden influir en el grado de malestar son:

  • el tamaño y la estructura de los senos (las mamas fibroquísitcas pueden ser más sensibles),
  • el momento del estudio en relación con el ciclo menstrual,
  • la habilidad del técnico que realiza la mamografía y,
  • la ansiedad sobre el examen.

Cómo reducir las molestias

  • Elija el momento oportuno: el momento menos recomendable es la semana previa al inicio del ciclo menstrual, cuando los senos pueden estar más sensibles e hinchados debido a los cambios hormonales; el momento ideal para realizar el estudio es la semana siguiente al final del ciclo menstrual, cuando las molestias son menores y mejora la calidad de las imágenes. Para las mujeres en el período de lactancia materna, se puede esperar para realizar el estudio si se dejará de amamantar en poco tiempo.
  • Antecedentes: informe al técnico si tiene mamas fibroquísticas y si ha tenido estudios previos que le causaron molestias o dolor.
  • Reduzca el consumo de cafeína: disminuya el consumo de bebidas cola y café desde dos semanas antes del estudio; ello puede reducir la sensibilidad del tejido mamario.
  • Respire: durante el estudio, respire despacio y lentamente para disminuir la tensión y las molestias.

Cabe mencionar que los avances tecnológicos aportan una razón más para no dudar en realizarse el examen. Los nuevos equipos de mamografía digital están diseñados para aumentar el confort y minimizar el tiempo de adquisición de las imágenes y las molestias (examen rápido e indoloro). La cantidad de presión de las bandejas sobre la mama puede ajustarse cuidadosamente en forma manual y se ha logrado mayor confort en el posicionamiento del cuerpo.

Con lo último en tecnología, la mamografía  digital con tomosíntesis, también llamada tomosíntesis 3D, se ha logrado optimizar de tal manera la calidad de las imágenes, eliminando la superposición de estructuras, que es posible detectar lesiones mínimas incluso en mamas densas. 

Considerando que el cáncer de mama es una de las neoplasias con más posibilidades de detección temprana y, por consiguiente, de tratamiento curativo, debe enfatizarse la importancia de la mamografía de control. Informar que el nivel de las molestias durante la mamografía digital es realmente bajo, es sumamente útil para alentar a las mujeres a que cumplan con los controles periódicos. Eliminar el elemento de dolor y estrés durante la mamografía puede contribuir a que más mujeres se animen a realizar el estudio sin temor, sabiendo que un equipo profesional las respalda.

Solicite un turno para mamografía en Diagnóstico Rojas.