¿Cómo se hace un Eco Doppler?

La ecografía Doppler es una herramienta importante para el diagnóstico vascular, no invasivo. Es un tipo especial de ecografía.

A diferencia de la ecografía, el Eco Doppler funciona por ondas de ultrasonido emitidas por el transductor, rebotan en los glóbulos rojos en movimiento en la circulación sanguínea y generan un cambio de frecuencia (efecto Doppler). Mediante cálculos especiales, el cambio en la frecuencia de las ondas sonoras permite determinar la dirección y la velocidad del flujo de sangre en los vasos sanguíneos o el corazón.

La ecografía Doppler, también llamada ultrasonido Doppler, es un estudio no invasivo que permite ver en tiempo real el flujo de sangre en una región del organismo. La utilidad clínica de este técnica es muy amplia debido a que se pueden evaluar las principales arterias y venas (eco Doppler arterial y/o venoso), el corazón (eco Doppler cardíaco) y el feto dentro del útero materno (monitoreo  fetal en obstetricia). 

Básicamente, el estudio consiste en una ecografía, es decir que se utilizan ondas de sonido de alta frecuencia o ultrasonido, inaudibles para el oído humano. Dichas ondas son emitidas por un transductor que se desplaza suavemente sobre la piel, y rebotan en los diferentes órganos y tejidos que hallan a su paso. Las ondas reflejadas son captadas nuevamente por el transductor, que las transmite a una computadora donde son analizadas. Las características de la ecografía convencional se detallan en la nota: ¿Qué es una ecografía?

Sin embargo, a diferencia de la ecografía convencional, en la ecografía Doppler se aplica el llamado “efecto Doppler”. Este efecto fue descripto por el físico Christian Doppler, en 1845. Se define como el cambio en la frecuencia del sonido recibido, con respecto a la del sonido emitido, cuando la distancia entre la fuente emisora y el receptor se modifica porque alguno de ellos se desplaza. Un ejemplo práctico y sencillo es el cambio de frecuencia al oír la sirena de una ambulancia cuando se aproxima y se aleja de nosotros. En el caso de la ecografía Doppler, el transductor cumple las dos funciones: de emisor y receptor; los glóbulos rojos que circulan en la sangre son el componente en movimiento. 

Por lo tanto, en la ecografía Doppler, el efecto Doppler se usa para medir los cambios en la frecuencia del eco reflejado por las células sanguíneas que se desplazan. Mediante fórmulas matemáticas es posible calcular la velocidad del objeto que se mueve: con la ecografía Doppler se calcula la rapidez y la dirección del flujo sanguíneo según el cambio en la frecuencia del sonido que se registra.

De acuerdo con el equipamiento técnico que se utilice, hay dos sistemas de Doppler: continuo y pulsado. A su vez, existen tres tipos de Doppler pulsado:

  • Doppler color: se usa una computadora que convierte las mediciones en una serie de colores. La imagen en color se superpone a la imagen estándar de la ecografía de un vaso sanguíneo  para facilitar la visualización de la dirección y la velocidad del flujo de sangre dentro del mismo.
  • Doppler power (de poder): es una técnica que permite obtener imágenes que sería imposible registrar con la ecografía Doppler color convencional y brinda imágenes con mayor detalle del flujo de vasos localizados, por ejemplo, dentro algún órgano. Es muy útil para demostrar si hay flujo de sangre en un área, pero no indica la dirección de dicho flujo.
  • Doppler espectral: muestra los resultados de la medición del flujo de sangre en un gráfico diferente, con las velocidades del flujo sanguíneo registradas en el tiempo.

¿Cuáles son los beneficios del Eco Doppler?

  • No es invasivo
  • Es indoloro
  • No se utiliza radiación ionizante (rayos X)
  • Es ambulatorio; se realiza en un consultorio
  • No se necesita anestesia ni sedación
  • Es muy seguro y no se asocia con ningún riesgo conocido

¿Qué detecta la ecografía Doppler arterial o venosa?

  • Obstrucción u oclusión en las arterias del cuello (arterias carótidas), los brazos y las piernas (estenosis o ausencia de flujo) 
  • Coágulos de sangre en las venas de las piernas (trombosis venosa)
  • Reducción de la circulación sanguínea hacia las piernas (enfermedad arterial periférica)
  • Arterias ensanchadas (aneurismas)
  • Alteraciones en las válvulas venosas de las piernas (insuficiencia venosa)
  • Fístula arteriovenosa (patológica o quirúrgica, para diálisis)

El Doppler arterial abdominal permite evaluar las arterias renales y las intraabdominales. El Doppler escrotal evalúa los vasos del testículo y detecta el varicocele. La ecografía Doppler tiene diversas aplicaciones clínicas importantes, que incluyen la caracterización de tejidos tumorales, que en ocasiones presentan vascularización anormal.

¿Cómo es la preparación para el Eco Doppler?

Es similar a la ecografía convencional: el día del estudio concurra con ropa cómoda y holgada, sin joyas ni bijouterie que pueda interferir con la obtención de las imágenes. Se le solicitará que se desvista y se coloque una bata, similar a las de internación. El personal del centro le indicará en qué posición debe recostarse en una camilla preparada para el estudio. 

Se le colocará un gel sobre la piel en la región del cuerpo a examinar, para mejorar el contacto entre el transductor y la piel. El transductor se apoyará sobre la piel y se deslizará suavemente, a veces ejerciendo muy leve presión, indolora.

Durante el estudio, usted oirá el sonido del flujo de la sangre a través de los vasos del cuerpo examinados. Cuando el estudio finalice, podrá quitar el gel fácilmente con toallas de papel. Este gel no mancha la ropa y se seca rápidamente. Debido a que no se administra anestesia ni sedación, usted podrá continuar con sus actividades habituales al retirarse del centro.

En ocasiones, la ecografía Doppler puede ser una alternativa a procedimientos más invasivos como la arteriografía; en otros casos, puede ser necesario completar la evaluación con estudios adicionales. 

Solicite un turno en Diagnóstico Rojas para realizar un Eco Doppler haciendo click aquí.